Alivia tu dolor de cabeza con reflexología o un masaje en los pies

Los masajes para atender los dolores del cuerpo son una de esas técnicas que poco a poco se ha ido ganando un espacio entre los métodos a los que recurren las personas para tratar de eliminar algún tipo de afección o de dolor que está presente en su cuerpo. Esto se debe a que los masajes actúan directamente en el área en cuestión y que además de su acción sobre el dolor nos van a relajar.

Son muchas las personas que desconocen de una de sus variantes, la reflexología, una técnica con la que vamos a poder aliviar la tensión de nuestro cuerpo gracias a un cierto modo en el que se van a ir aplicando masajes en determinadas áreas del cuerpo.

En líneas generales la reflexología se aplica con masajes que son muy suaves en los pues, causando en la mayoría de los casos una relajación total en las personas que se inclinan por este tipo de método. Hay que recordar que los pies poseen más de 5000 terminaciones nerviosas las cuales por supuesto influyen en otras áreas del cuerpo.

El dolor de cabeza y la reflexología

Por ejemplo, es común que se piense sobre el dolor de cabeza que es una afección a la que es muy difícil encontrar cuál es la zona directamente relacionada con su origen o procedencia. Pues bien, regularmente suele ser una manifestación del estrés, fiebre, procesos gripales o un inconveniente con el hígado.

A partir de esta información es posible que intentemos calmar el dolor de cabeza con la reflexología, o sea con la ayuda de unos masajes en los pies.

  • Empieza por ponerte lo más cómodo posible y alza tu pie lo más limpio posible por encima de la rodilla contraria. A continuación vas a partir desde la zona del dedo gordo con un suave masaje. Trabaja sobre la inserción del dedo con el pie, así que no tengas miedo al masajearlo, ve estirándolo y dale unos cuantos tirones como si quisieras que suene.
  • Continúa masajeando la yema del dedo gordo pues es esta la parte relacionada con el dolor de cabeza.
  • Con pellizcos, presiones y recorriendo el arco de la planta de los pies vas a ir notando como se te calma el dolor poco a poco.
  • Para ir terminando, ve al pie derecho, ubícate en la zona media de él y masajea mientras presionas un poco.
  • A medida que hagas el masaje tendrás que respirar y exhalar siempre que hagas presión sobre el pie.
  • El masaje debe durar menos de 15 minutos.
  • Cuando acabes con todo lo anterior te aconsejamos que te des un baño con agua tibia, sal y algo de vinagre para que descansen tus pies.

Si realizas estos masajes con regularidad sentirás una mejora significativa en los dolores de cabeza y salud en general.

Deja tu comentario!